martes, marzo 20, 2018

RESEÑA: Los chicos guapos no se lo montan bien.


Una noche de locura puede cambiarlo todo… 

Claudia está cansada de salir siempre con el chico equivocado. Así que decide renunciar al amor y vivir la vida alocadamente, como las protagonistas de las novelas eróticas. Pero sus planes se truncan cuando conoce a Pablo y Álex, dos chicos guapos y totalmente diferentes que pondrán su vida patas arriba.

Liah S. Queipo - 288 páginas - Principal de los Libros

Han pasado ya algunos años desde que descubrí la pluma de Liah S. Queipo. La he leído tanto en paranormal, en juvenil, en erótica y en chick lit, y debo decir que mi género favorito suyo es este ultimo. Así que podéis imaginar la emoción que me entró cuando me enteré de que la editorial Principal de lo Libros apostaba por ella y por ese género y nos traían "Los chicos guapos no se lo montan bien". Un titulo llamativo, ¿verdad?, pues esperad a descubrir lo que esconde tras sus páginas. 

"Los chicos guapos no se lo montan bien" empieza en un bar, con una Claudia un poco (por no decir bastante) borracha. La pobre no lo está pasando bien en cuanto a relaciones sentimentales, y es que el único hombre que hay en su vida es el que aparece en los libros eróticos que lee. Así que se propone no pensar y empezar a sentir mas, y decide salir de fiesta para encontrar un hombre con el que cumplir sus fantasías. El problema viene cuando se pasa de Martinis y empieza a tontear/discutir con el hombre más guapo que ha visto en su vida: Álex.
Álex, lejos de amedrentarse, le planta cara y la propone empezar a descubrir su sexualidad de una manera diferente. Es así como comenzaran una serie de citas donde los malentendidos y personalidades tan diferentes de ambos harán que comience una verdadera tensión sexual no resuelta. 
Por si eso fuera poco, Pablo, un tatuador aparece en la vida de Claudia y hará que su vida sea de todo menos tranquila. Porque como dice el refrán "Un clavo saca a otro clavo", pero aquí, ¿Quién es el primer clavo para Claudia?.

"Hazme un favor, qué coño, háztelo a ti misma. Valórate, mujer, no aceptes que te quieran a medias, ni siquiera tú misma. Cuando consigas quererte tú, créeme, lo verás todo de forma distinta."

Siempre es un gustazo disfrutar con un buen libro, pero en este caso, cuando el libro en cuestión te hace reír sin parar de principio a fin, el gustazo es doble. Así es la pluma de Liah, divertida, desternillante y llanamente real. Porque crea situaciones reales que pueden o seguramente nos han pasado a alguna en más de una ocasión. 
Cuenta con unos diálogos ágiles y divertidos, unas escenas entre los protagonistas muy ocurrentes gracias al choque constante de personalidades.

Cladia es un personaje brillante. No se amilana ante las dificultades y va a por lo que quiere cuando ella lo quiere, aunque en muchos casos el tiro le salga por la culata. Sus monólogos internos y la voz en off con la que nos acompaña en toda la historia es divertida y muy amena. De verdad, tenéis que conocer a esta mujer, y todos los males de ojo por los que pasa en este libro. 

Álex digamos que es la lógica, la planificación y el orden en todo el caos que es la vida de Claudia. Es un chico trabajador, un tanto cabezota y mandón, pero muy sincero. Él también va a por lo que quiere cuando lo quiere, aunque en este caso, sus métodos y formas puedan parecer bruscas y cortantes. En más de una ocasión me han entrado ganas de meterme en el libro y darle un buen tirón de orejas.

Y como en todo combo hay contrarios, aquí aparece Pablo. Es un tatuador que entra en la vida de Claudia para sacarla de un apuro de tantos por los que pasa esta pobre mujer. Pablo es el mejor amigo que todo el mundo querría tener, es atento, amable, divertido, muy pillo y un buenazo. La relación que tiene con Claudia es más bien de salvador que de otra cosa, pero he disfrutado como una enana en todas sus escenas.

La relación que Claudia tiene con ambos chicos es completamente diferente. Mientras que con la de Álex representa la pasión, el fuego y ese lado oscuro y desenfrenado que no se atreve a descubrir, la de Pablo es calmada, sosegada, tranquila y segura. Son dos caras de una misma moneda, y Claudia duda, creerme, duda y hace que tú también dudes según vayas pasando las paginas. 

Hay algunas escenas de cama de alto voltaje, pero no abusan en exceso y realmente llegan cuando ya llevas una buena porción de libro. Esto me ha sorprendido gratamente, pues según el rumbo que iban tomando los acontecimientos pensaba que eso ocurriría antes. 

"En conclusión, "Los chicos guapos no se lo montan bien" es una comedia romántica muy divertida y chispeante, llena de diálogos con mucho humor y con unos personajes que harán que suba la temperatura."
En colaboración con la editorial.

4 comentarios:

  1. ¡Hola!
    Tengo muchas ganas de ponerme con esta lectura, estoy segura que me encantará, me da la impresión de que es muy divertida y picante, justo lo que estoy necesitando ahora.
    ¡Gracias por la reseña!
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  2. Hola!!
    No descarto leerlo para más adelante, por el momento tengo mucho pendiente que quiero quitarme.
    Un besito :)

    ResponderEliminar
  3. Hola! Suena entretenido, pero no es lo que ando buscando ahora mismo. De cualquier manera, debería superar mis prejuicios con este género, y una comedia puede ser un gran punto de partida. Gracias por la reseña ♥

    ResponderEliminar